Trastornos del sueño

TRASTORNOS DEL SUEÑO

 

Los trastornos del sueño engloban una serie de problemas relacionados con el ciclo natural de sueño-vigilia o que tienen lugar mientras dormimos. Si bien muchos de ellos no revisten especial gravedad en sí mismos, en ocasiones y dependiendo de la severidad de los síntomas pueden llegar a interferir gravemente en la salud mental y física de los sujetos, imposibilitándoles el desarrollo de una actividad normal.

 

Trastornos del sueño más frecuentes

 

Insomnio

Supone una dificultad para conciliar o mantener el sueño. Hay sujetos que tardan mucho en dormirse (insomnio de iniciación), otros sufren frecuentes despertares a lo largo de la noche (insomnio de mantenimiento), o bien se despiertan mucho antes de la hora prevista y les cuesta mucho volver a conciliar el sueño. Este problema puede darse tanto de forma puntual como crónica.

El insomnio puede deberse a múltiples factores, que en muchas ocasiones se presentan combinados como: estar sometido a estrés, padecer otra patología como ansiedad o depresión, hábitos inadecuados o irregulares de sueño, adicciones o consumo de sustancias excitantes como la cafeína, etc.

 

Hipersomnia

Los sujetos que la padecen duermen muy por encima de lo necesario. A menudo sufren una acusada somnolencia durante el día, aun cuando hayan dormido suficientes horas durante la noche. En algunos casos pueden llegar a dormir durante días, interrumpiendo el sueño únicamente para realizar alguna función fisiológica.

Las causas van desde depresión a lesiones cerebrales, hiperglucemia, fibromialgia, o presencia de algún otro trastorno del sueño, como narcolepsia o apnea del sueño.

 

Enuresis nocturna

Más frecuente en niños. Se trata de emisiones de orina incontroladas que suceden durante el sueño. Puede ser primaria o secundaria. En la primaria el problema ha estado siempre presente, es decir, que el sujeto nunca ha llegado a controlar la micción. La secundaria surge cuando, existiendo previamente un control sobre la orina, el sujeto comienza a experimentar pérdidas involuntarias.

Las causas son diversas y van desde causas físicas (problemas en vejiga, uréteres o uretra, infecciones, causas neurológicas, hipoglucemia), a emocionales (estrés, problemas emocionales). Lógicamente, la enuresis suele estar causada con más frecuencia por variables emocionales.

 

Parálisis del sueño

Surge entre el sueño y la vigilia y consiste en una parálisis transitoria que imposibilita moverse. El episodio puede ocurrir justo antes de dormirse o de despertarse, y durar entre uno y varios minutos. El sujeto lo vivencia con gran angustia hasta que la parálisis remite. Las posibles causas no están del todo claras y van desde factores situacionales a fisiológicos.

 

Terrores nocturnos

Se da con más frecuencia en niños. El sujeto experimenta un terror o miedo intenso y suele despertarse de forma súbita con síntomas de ansiedad, como taquicardia o sudoración. A diferencia de las pesadillas, que tienen lugar durante la fase REM del sueño, los terrores nocturnos acontecen dentro de la fase tercera o cuarta de sueño de ondas lentas. La persona no suele recordar el episodio.

 

Sonambulismo

También más frecuente en la infancia y adolescencia. Los sujetos pueden realizar actividades de forma inconsciente mientras permanecen dormidos, incluso con los ojos abiertos. Durante un tiempo se creyó que el episodio de sonambulismo tenía lugar durante la fase REM (cuando tenemos los sueños) y que la persona realizaba la misma actividad que estaba desarrollando durante el episodio onírico. Al igual que en los terrores nocturnos, el sonambulismo acontece durante las fases previas del sueño, también conocidas como sueño de ondas lentas o sueño profundo.

Aunque las causas del sonambulismo no están del todo claras parece que pueden influir diversas variables como factores hereditarios, padecer ansiedad, privación de sueño, trastornos neurológicos, consumo de sustancias y problemas emocionales.

 

Narcolepsia

Se caracteriza por la presencia de una somnolencia acusada durante el día. En ocasiones el sujeto experimenta un ataque de sueño súbito que le hace perder el tono muscular y desplomarse. A veces también se presenta asociado a otros trastornos como la parálisis del sueño y alucinaciones. No se conoce la causa de la narcolepsia a día de hoy, pero las distintas hipótesis apuntan más a explicaciones neuroquímicas y fisiológicas.

 

Tratamiento para los trastornos del sueño

De forma general, los trastornos del sueño que solemos abordar con psicoterapia más frecuentemente son el insomnio y la enuresis nocturna, ya que son los que responden más a menudo a factores psicológicos y emocionales.

En el caso del insomnio aplicamos un programa de técnicas que incluye la terapia cognitiva, pautas de higiene del sueño, técnicas de relajación, control de estímulos, hipnosis clínica, EMDR, etc.

La enuresis nocturna primaria o secundaria la abordamos con psicoeducación, enseñar al niño a discriminar las sensaciones de la vejiga, dotar de pautas a los adultos para un adecuado manejo de la situación, evitar culpabilizar, empleo de recursos conductuales como sobre corrección, etc.

TARIFAS TRATAMIENTO:

 

Estas son las tarifas de los distintos tratamientos que tenemos en nuestro centro:

 

– Terapia psicológica

Si lo deseas podemos realizar una primera entrevista informativa gratuita en la que valoraremos tu caso y te indicaremos cual es el tratamiento más adecuado para ti.

El precio de cada consulta psicológica es de 70 euros. Ofrecemos un bono descuento de 5 sesiones por 300 euros (60 euros por sesión).

 

– Tratamiento farmacológico
La primera consulta tiene un precio de 100 euros y las siguientes consultas psiquiátricas tienen un precio de 80 euros.

 

¿Trastornos del sueño? Podemos ayudarte