La hipnosis es un estado natural de nuestro cerebro. Más que una terapia en sí misma, podríamos hablar de la hipnosis clínica como un catalizador para potenciar la efectividad de las distintas herramientas y recursos que empleamos en psicoterapia.

Mediante sugestiones que le damos al sujeto, vamos induciendo este estado mental que se caracteriza porque el cerebro emite ondas de una determinada frecuencia por debajo de las del estado de alerta o vigilia. Esto permite conectar con estructuras subcorticales (nuestro cerebro emocional), para poder acceder a contenidos inconscientes relacionados con el motivo de consulta que queremos trabajar.  O bien, dar sugestiones directas al subconsciente dirigidas sobre el problema concreto. La persona vive este proceso como una relajación más o menos profunda.

 

En ningún caso podemos manipular a una persona que se encuentra en estado hipnótico. Mucho menos forzarla a hacer algo en contra de su voluntad, a pesar de lo extendido de esta creencia. Asimismo, la hipnosis es totalmente segura y solamente está contraindicada en determinados trastornos de personalidad. Y lógicamente, en trastornos mentales graves como la esquizofrenia.

 

Tratamientos con hipnosis clínica

 

Como hemos mencionado anteriormente, la hipnosis permite integrar todo tipo de técnicas y modelos psicoterapéuticos. Por lo que su aplicación también abarca innumerables motivos de consulta como depresión, ansiedad, fobias, estrés, obsesiones, adicciones, problemas psicosomáticos, etc.

Hipnosis Clinica en centro de psicólogos en Atocha Madrid

¿Qué problemas se tratan?

Aunque los usos más conocidos de la hipnosis son para adelgazar, dejar de fumar o vencer la ansiedad, las aplicaciones de esta técnica son muchas más y con ella podemos tratar problemas como: ansiedad, estrés, depresión, rabia, culpa, duelo, separación, pánico, fobias, anorexia, bulimia, timidez, control de hábitos, autocontrol, desarrollo personal, insomnio, colon irritable, dolor de cabeza, fibromialgia y asma, entre otros.

 

Asimismo, aunque la hipnoterapia es una técnica segura, siempre que sea desarrollada por profesionales especializados, está contraindicada en casos de trastornos graves de la personalidad, así como en epilepsia y esquizofrenia.

¿Cómo trabajamos?

La hipnosis es una técnica de sugestión. Con ella, el proceso de terapia se acorta, ya que se logran objetivos de manera más rápida que con otras técnicas.

Muchas personas creen que no son hipnotizables porque no son influenciables, pero esto, no tiene nada que ver.  La hipnotizabilidad está relacionada con la capacidad de concentración. La mayoría de las personas son hipnotizables, aunque unas tienen más capacidad que otras para conseguir una mayor profundidad en el trance hipnótico.

La capacidad de entrar en “trance hipnótico” se aprende y va mejorando con la práctica, pero a nivel terapéutico se puede trabajar con resultados satisfactorios desde un trance hipnótico ligero.

 

En Atocha Psicólogos somos profesionales expertos en Tratamiento con Hipnosis Clínica.