EMDR es el acrónimo inglés de Eye Movement Desensitization and Reprocessing (reprocesamiento y desensibilización por movimiento ocular).

 

La técnica se basa en estimular el cerebro de forma bilateral (cada hemisferio de forma alternativa), a través de alguno de los sentidos como la vista, el tacto o el oído. Esto se puede realizar mediante sonidos presentados de forma alternativa en cada oído, toquecitos (tapping) en las rodillas o los hombros o siguiendo un punto en movimiento de un lado a otro del campo visual.

 

Nuestro cerebro tiene cierta capacidad para asimilar el impacto emocional de las distintas experiencias que se presentan a lo largo de la vida. En ocasiones, el impacto de dichas experiencias es tal que desborda esta capacidad, por lo que la emoción se queda fijada originando un trauma.

 

Esto lo vemos sobre todo en el tipo de experiencias que producen lo que conocemos como estrés postraumático como accidentes, violaciones, abusos, etc. La huella emocional traumática produce que nos quedemos  fijados a estas experiencias negativas y que condicionen nuestra existencia en el momento presente. La técnica de EMDR ayuda a procesar esta información traumática que en su día sobrepasó nuestro cerebro, para que la huella emocional se integre y deje de activarse a menudo bajo determinadas circunstancias.

terapia emrd psicologica en atocha

 

EMDR ayuda a procesar esta información traumática

 

Si en un principio la técnica se aplicaba principalmente en casos de estrés postraumático (veteranos de guerra, víctimas de atentados, violaciones, etc. ), en la actualidad se emplea con éxito para tratar un gran número de problemas, como ansiedad, depresión, TOC, fobias, adicciones, duelo…

¿Cualquier psicólogo puede trabajar con EMDR?

El aprendizaje de esta técnica es complejo. A nivel mundial se trabaja para que la formación se haga de un modo estructurado y cumpliendo unos estándares de calidad.

Los terapeutas de Atocha Psicólogos han cursado la formación oficial en EMDR.

¿Cómo trabajamos?

Básicamente, se trata de que la persona evoque algún recuerdo de la situación traumática, mientras tanto, el terapeuta realiza una estimulación bilateral del cerebro del paciente.

 

Hay diferentes maneras de hacer esto:

 

-Inducir unos movimientos oculares rápidos, similares a los que se producen de manera espontánea durante la fase del sueño REM. Ese movimiento rítmico de los ojos ayuda a resolver los traumas emocionales.

 

-Realizando “tapping” (dando pequeños golpecitos en ambos lados del cuerpo).

 

-Mediante la alternancia de sonidos en ambos oídos.

 

-Mediante un aparato de EMDR que produce una suave vibración en ambas manos alternativamente.

 

En Atocha Psicólogos somos profesionales expertos acreditados en la aplicación de EMDR.